lunes, 25 de agosto de 2008

Sin palabras


Me prometí no volver a escribir, pero las circunstancias me obligan a hacerlo, el pasado 20 de agosto sucedía una de las peores tragedias vividas, mi corazón sigue aún encogido de dolor, más de una centena de personas vieron su vida truncada en décimas de segundo, personas con hijos, familias enteras, personas con sueños, personas que venían de luna de miel, personas inocentes, no sé quién mierda decide quién vive y quién no y el porque pero debe ser alguién demasiado grande porque el que muere no vive más...


Entre esos pasajeros se encontraban tres personas a las que conocía, el marido de una gran amiga mía, y dos hermanas y el niño de una de ellas, recuerdo que esas niñas fueron vecinas mías, me pasaba tardes enteras jugando con ellas, incluso decíamos que eramos novios, la inocencia de ser niños, aún no me termino de creer que esto les haya pasado, de esta manera a todas esas personas que de alguna manera conocidas o no eran parte de mi, eran mis paisanos, eran la gente que me saluda por la calle, la que me da la hora, la que me sonríe al pasar... no tengo más nada que decir, solo mostrar mis condolencias y compartir con todos ellos mi dolor.

3 comentarios:

diegodelmar dijo...

no hay palabras...

mi más sentido pésame,

Craso dijo...

Hola elegido. Lo siento mucho...
Ahora me afecta más si cabe.

Escribe, siempre que quieras, yo te leeré encantado y estaré ahí.

Un abrazo y un besazo, para tí, y para tu amiga y su familia.
Craso

pipilota dijo...

Te mando un beso grande, y como dice Craso, seguiremos pasando de vez en cuando... por si acaso.

Abrazo también tamaño xxl para tí.