jueves, 25 de septiembre de 2008

Vida


Exactamente un mes, creédme cuando os digo que no lo pensé, hoy me levanté con el único objetivo de salir airoso de un nuevo día, pero me senté frente al ordenador retándome a ver si podía volver hacerlo, si podía volver a abrir una coraza de cremallera rota, casi imposible de abrir...y creo que lo voy logrando.


Hoy llueve, esta el cielo muy gris, para el resto de los mortales este sería un día feo, para mí es precioso, adoro ver como llueve, como todo oscurece y como todos se juntan en casa con una manta en el sofá, son cosas tan pequeñas y tan grandes a la vez, volver a escribir ha sido como plantarme en una de esas habitaciones de la casa que hace años que no abres porque tienes demasiados recuerdos, esto ha sido igual, creo que hasta noto el olor a cerrado, o es el olor de la humedad que produce la lluvia y que entra por mi ventana, es otoño y como es de suponer el otoño trae consigo la pérdida de cabello, la caída de las hojas de los árboles y las bajonas existenciales, a mi el pelo y las hojas, de momento no se me caen pero lo de las bajonas intento que no lleguen a recibir el titulo de bajonas, hace un par de días pensaba que después de haber ido consiguiéndo poco a poco parte de lo que esperaba de mi, lo tenía todo pero luego miré hacia dentro y encontré ese enorme vació que siempre llevo conmigo y al que por más tierra que eche no acaba de llenar nunca, y viéndo una gran pelicula me di cuenta de muchas cosas, a pesar de creer que estamos solos, que nuestra vida es insignificante porque no constamos como algo grande para alguíen, a pesar de pensar muchas cosas como esas, somos vida, somos un enorme cúmulo de emociones, de sensaciones y sentimientos y todas nos cruzamos unas con otras a todas horas... y hoy llueve.

Ved la pelicula si me entendéis os gustará...

2 comentarios:

Pipilota dijo...

Seguro que me acuerdo de tí cuando la vea :)

A mí también me gusta la lluvia cuando estoy en casita, aunque claro, me molesta un poco cuando tengo que sacar a Dante. No le llamaría bajón, a lo que me pasa a mi en otoño, pero sí me afecta.... saca una especie de melancolía que no me desagrada porque me parece bonita. Y además, los olores y los colores subliman de forma maravillosa este estado.

Me alegra tanto verte ^-^

el elegido dijo...

gracias pipilota, es bonito ver que hay alguién sentado en el sillón esperando que vuelva a casa.gracias por estar ahí.